The Future is Now: Central Valley Farmland at the Tipping Point?
Introduction
Executive Summary
Resumen Ejecutivo
Current Trends
     Population Growth
  Farmland Use and Development
  Quality of Farmland Developed
  Efficiency of Urban Development
  "Ranchettes" & Other Rural Development
  Agricultural Trends
Local Plans & Performance
  Analytical Method
  Sutter County
  Sacramento County
  Yolo County
  San Joaquin County
  Stanislaus County
  Merced County
  Madera County
  Fresno County
  Tulare County
  Kings County
  Kern County
Where is The Valley Heading?
Time for Change
  Ideas for Change
What You Can Do
  Rank Your County
  Local Official Contacts
  Local Organizations
  Support AFT
Methodology & Background Data
Acknowledgments
About AFT in California

Resumen Ejecutivo

Foto por Gordon Cinnamond Cortesía del Centro del Gran Valle

El Mejor Terreno Agrícola en el Valle Central esta
Siendo Desarrollado de una Manera Rápida e Ineficaz

El Valle Central de California [1] es un recurso agrícola irreemplazable que se encuentra bajo acoso del desarrollo rural y urbano. En los 1990s, durante el periodo que este estudio examina, la población del Valle creció por 784,000 personas, un incremento del 20 por ciento. [Clíque aqui para ver las informacíon] El desarrollo reclamo casi 97,000 acres de terreno agrícola. Una cantidad desproporcionada del terreno que fue desarrollado, más del 70 por ciento en varios condados (un promedio del 53%), fue el terreno de la más alta calidad de la región. Y fue desarrollado de una manera muy ineficiente cuando consideramos la calidad del terreno que fue pavimentado.

El Valle Central de California tiene
la distinción de contener el mejor
terreno agrícola del estado.
 
 

Mapa cortesía del la Agencia
de Estudios Geológicos de
los Estados Unidos

 
   

Aunque los nuevos fraccionamientos y desarrollos comerciales fueron concentrados mayormente en las orillas de ciudades existentes [Mapa], ranchos rurales también se multiplicaron y ahora parece que ocupan una tercera parte del terreno bajo desarrollo rural [Mapa PDF]. Gracias a la especulación, los precios del terreno agrícola en el Valle son muy caros para la agricultura comercial. Aunque el valor de la producción del terreno agrícola (ajustado por el rédito de la inflación) incremento por el 20% durante una década, esto fue debido al incremento de cosechas (comparado con terreno raso) por acre y la concentración de operaciones lecheras. Y casi $100 millones de la capacidad de producción agrícola anual se perdió permanentemente cuando el terreno agrícola fue desarrollado.

Mirando Hacia Atrás, Mirando Hacia delante:
Otro 880,000 de Acres de Terreno Agrícola a Riesgo

En 1995, AFT circulo un reporte Alternativas para el Futuro Crecimiento Urbano que llamo la atención a la necesidad de desarrollar mas eficientemente el Valle Central. Hoy en día, proyectamos que si sigue adelante el mismo patrón actual nos llevaría a la pérdida de un millón de acres de terreno agrícola para el año 2040. (Para ponerlo en buena perspectiva, la región ahora tiene 800,000 acres urbanos y 6.3 millones de acres de terreno de cosecha de riego.) Al ajustar el pronóstico oficial de población, proyectamos que más allá de 880,000 acres serán desarrollados para usos urbanos y ranchos si seguimos los patrones de crecimiento actuales. En corto, en la última década hemos hecho muy poco progreso para controlar el crecimiento desparramado. [2]

Pólizas Locales Tienen Buenas Intenciones Pero No son Muy Efectivas

Hay varias razones para perpetuar el desarrollo desparramado en el Valle Central. El rápido crecimiento de la población es una fuerza de estimulo, pero pólizas estatales y locales ejercen una influencia poderosa sobre el mercado y de gran manera determinan la dirección y el tipo del desarrollo. Aun cuando el estado tiene mucha responsabilidad por los patrones ineficientes de desarrollo que están consumiendo el mejor terreno agrícola del Valle, es la póliza local, especialmente los planes de uso de terreno y su implementación, los que parecen tener el mayor impacto. Y aun cuando nuestro análisis demuestra que en general los planes de los condados y ciudades más grandes del Valle tienen buenas intenciones—los cuales prometen evitar el desarrollo del mejor terreno agrícola y crecer de una manera más eficiente—por la mayor parte sus buenas intenciones no han sido realizadas.

Foto por Ed Williams, CDFA

Se Esta Acabando el Tiempo: ¿Esta el Valle Central al Punto del Desborde?

El tiempo para un cambio efectivo—no solamente para salvar el terreno agrícola de fama mundial del Valle, sino también para resolver los problemas de trafico y contaminación del aire, y mantener los bajos costos de servicios públicos e impuestos – se esta acabando. Ciertamente, si los oficiales elegidos se retrasan siquiera 10 años antes de incrementar la eficiencia del desarrollo, quizás sea imposible prevenir el peor caso posible. Esto es porque cada día que pasa, y con cada nuevo fraccionamiento desparramado o desarrollo comercial aprobado, va ha ser aun mas importante que el futuro desarrollo sea mas eficaz para hacer una diferencia—hasta que la necesidad se convierta políticamente y prácticamente demasiado aguda. El Valle entonces llegara al punto sin retorno – el “punto del desborde.” Para evitar ese resultado, los oficiales y las comunidades del Valle deben de entender que hoy es cuando debemos actuar de immediato.

Foto cortesía del Condado de Yolo

Esperanza para el Futuro

Pero el Valle Central también puede estar en la cúspide de otro tipo de desborde, donde las fuerzas del cambio llegan a un nivel crítico que hará la acción tan esperada no solamente posible, pero muy probable. El otoño pasado el Gobernador Schwarzenegger formo la Sociedad de California del Valle San Joaquín para dar dirección sobre los problemas económicos, medio ambientales y sociales que enfrenta la región, entre ellos el uso del terreno. Más recientemente, los ocho concilios del gobierno en el Valle de San Joaquín reunieron sus fuerzas para crear un “plano” para el desarrollo razonable en la región con una beca de la Agencia de Negocio, Transporte y Vivienda del estado. (Un plano creado anteriormente por el Concilio de Gobierno de Sacramento sugiere que la cooperación promete mejor planificación.) Cuatro condados del Valle y varias ciudades mayores están revisando de sus planes generales, y otras están considerando activamente pólizas para dirigir la creación de ranchos, la protección del terreno agrícola y el relleno urbano. Existe sobre las cabezas colectivas de gobierno un mandato federal de aire más limpio que ciertamente promueve un mejor uso del terreno –desarrollo más compacto y eficiente, y desarrollo orientado hacia las ciudades—que no solamente previene que el smog se empeore, pero también ahorra impuestos y salva el terreno agrícola. Estos últimos acontecimientos ofrecen esperanza para el futuro—si el público responsabiliza a sus líderes y exigen que hagan los cambios necesarios.

Foto por Ed Williams, CDFA

Ideas para el Cambio

Las soluciones al desarrollo desparramado en el Valle Central son tan variadas como las razones por las cuales esta ocurriendo. Estas incluyen cambios en las pólizas estatales como la compulsión efectiva de la Ley AB 857, una nueva ley que pide a las agencias estatales que inviertan en desarrollos más eficientes y centrado en el urbanismo para evitar el desarrollo del mejor terreno agrícola, y mejorías a la Ley de la Calidad del Medio Ambiente de California que quita los obstáculos para mejores desarrollos mientras protege la naturaleza y las comunidades. Otra reforma necesaria al nivel estatal es la póliza que dirige como las escuelas son ubicadas y construidas. Las escuelas son un imán poderoso para el desarrollo residencial, pero actualmente son exentas de las reglas de los gobiernos locales. Y tal vez aun más importante que esto, son las leyes de impuestos estatales que obligan a las ciudades y condados a aprobar todo y cualquier desarrollo comercial para recaudar fondos—“fiscalizando” el uso del terreno—también tienen que ser cambiadas. Todos son asuntos de mucha importancia que requieren al apoyo amplio del público.

Estas reformas a las pólizas estatales ayudarían a los oficiales de las ciudades y condados a ejercer efectivamente el control local sobre el desarrollo. Pero al fin del día, la responsabilidad recae sobre el gobierno local. Aquí esta el reto, de una manera clara, sino ambiciosa:

  • Evitar el desarrollo del terreno agrícola y tomar toda la ventaja de las alternativas que tienen otras ciudades y condados.
  • Desarrollar el terreno mas eficientemente, usando menos acres para usos comerciales y cívicos, incluyendo la vivienda, mientras sostienen la calidad de los vecindarios a través de diseños más atractivos e innovadores. Esto seria mas fácil si las comunidades…
  • Promueven el relleno urbano, desarrollo orientado hacia el uso del transito publico y mezclado que reduce la congestión del trafico, la contaminación del aire y otros costos de servicios públicos.
  • En las áreas rurales, desanimar el desarrollo de ranchos de 5 a 20 acres que están poblando el terreno en el Valle y las colinas.
  • Finalmente, cuando un plan de uso de terreno básico—idealmente uno que personifique los principios anteriores—sea adoptado, no enmendarlo y otras pólizas de uso de terreno tan a menudo que se pierden su respeto. Cambios frecuentes alientan a los desarrolladores a presionar a los oficiales para que aprueben proyectos con son inconsistentes con las reglas. En reacción, ciudadanos sorprendidos y enfadados pelean en contra de casi todo desarrollo, sea beneficial o no. Y los agricultores son tentados de convertirse en especuladores de terreno en vez de campeones de la agricultura. ¿Suena familiar?

Que Puede Hacer Usted -- ¡Actue Hoy!

Casi todos los planes generales de las ciudades y condados del Valle abarcan los objetivos anteriores. Pero no han podido completamente, o en parte realizarlos. Las pólizas estatales y el peso de las decisiones y prácticas pasadas—la inercia del desarrollo desparramado—en parte explican la falta de éxito. Sin embargo, la razón esencial por que las cosas siguen igual es porque mas personas—cívicas y lideres agrícolas, personas de negocios y ciudadanos ordinarios—no han insistido que los planes bien-intencionados se conviertan en realidad.

Por lo tanto, si usted vive, trabaja o labra en el Valle Central, esta en usted.

Empiece por clasificar el rendimiento de su propio condado. Haga concientes a sus representantes elegidos de los hechos. Pregúnteles porque hay un trecho entre el plan local y su redimiendo. Ponga el asunto de la preservación del terreno agrícola en la agenda de su comisión de planificación local, mesa de supervisores y el concilio de la ciudad. Enfatice la necesidad de evitar el desarrollo de terreno agrícola de alta calidad, el desarrollo más eficiente del terreno, la promoción del relleno urbano y la restricción de ranchos. Apoye los esfuerzos de sus oficiales para que persigan estas metas, para implementar buenos planes, para adoptar nuevas pólizas que refuercen las metas, y a resistir enmiendas frecuentes para que no se pierda el respeto al proceso. Y, para amplificar su voz, hágase miembro de organizaciones cívicas que están trabajando para hacer estos cambios que no solamente preservaran la agricultura incomparable del Valle Central, pero también mejoraran nuestra economía y calidad de vida.

Juntos, nosotros podemos hacer la diferencia. Y no se retrase. El futuro es hoy.

[Clasificación de Rendimiento por Condado Use su Criterio Propio]
_________________________________________________________________________________

Apuntes

[1] El Valle Central incluye todo o parte de 19 condados. Para el propósito de este estudio y sus antecedentes, miramos a solamente 11 condados, de Sutter en el norte a Kern en el sur, que están experimentando un crecimiento urbano significante desde los 1990s.

[2] La información mas detallada y precisa de población y uso de terreno que tenemos hoy es del periodo del año 1990 al año 2000. Este reporte por lo tanto examina esa década con la amonestación al lector que el periodo mas reciente de 5 años ha causado cambios adicionales al Valle Central. Es nuestra intención de revisar este reporte cada vez que encontremos nueva información.